Cómo preparar una mamadera con leche de fórmula

. Limpie bien la superficie en la que preparará la toma.
. Lávese las manos con agua y jabón y séquelas con un paño limpio o un paño desechable.
. Lave y enjuague las mamaderas, tetinas y tapas. Luego hiérvalos durante un mínimo de 5 minutos antes de su uso.
. Hierva por unos minutos abundante agua potable. Deje entibiar.
. Cuidando evitar las quemaduras, vierta la cantidad apropiada de agua hervida en un biberón limpio y esterilizado.
. Lea las instrucciones que figuran en el envase y sígalas estrictamente para preparar correctamente la fórmula.
. Agregue la cantidad exacta de polvo al agua contenida en la mamadera.
. Cierre la mamadera y mezcle bien agitándolo suavemente.
. Enfríe inmediatamente el contenido hasta la temperatura apropiada para alimentar al bebé, colocando el biberón bajo el chorro del grifo o sumergiéndolo en un recipiente con agua fría. Para no contaminar el contenido, asegúrese de que el nivel del agua quede por debajo de la tapa de la mamadera.
. Seque el exterior de la mamadera con un paño limpio.
. Compruebe la temperatura del alimento vertiendo unas gotas sobre su muñeca. Debe estar tibia, no caliente.
. Una vez iniciada la alimentación, deseche todo resto de fórmula que haya quedado en el biberón, y no haya sido consumido en un plazo de una hora.

Datos a tener en cuenta:

. Es más seguro no utilizar el microondas para calentar la mamadera porque puede calentar la leche en forma no uniforme y hasta producir alguna quemadura.
. El método de calentamiento que mejor preserva las características nutricionales y de seguridad de las mamaderas es sumergirlas en agua caliente hasta que alcance la temperatura de consumo alrededor de los 35 °C (baño María).
. Las mamaderas que hayan permanecido a temperatura ambiente más de una hora antes del consumo deben ser desechadas.
. Si no dispone de heladera, no es seguro preparar tomas por adelantado.